Cambios y devoluciones

Los establecimientos comerciales unicamente tienen la obligación de devolver el dinero o cambiar los productos si estos presentan anomalías o defectos. En este supuesto es obligatorio la entrega de la cantidad que pagaron.

De acuerdo con la normativa vigente, excepto en la venta a domicilio o en la venta a distancia —en las que el consumidor podrá cambiar su decisión de compra sin necesidad de alegar ninguna causa, hasta pasados siete días desde la recepción—, el derecho a la devolución del dinero o al cambio del producto solo se podrá ejercer si el producto adquirido tiene algún defecto de fabricación anterior a la venta.

Condiciones

  • En los casos de productos no defectuosos, los establecimientos pueden decidir libremente si aceptan o no las devoluciones. Es decir, forma parte del criterio y de la política comercial de cada empresa, de tal manera que hay firmas que admiten cambios y devoluciones como una forma de promocionarse y otras que no lo hacen.
  • Los establcimoentos que aceptan la devolución de artículos en buen estado pueden, a su vez, determinar las condiciones en que esta se efectuará y los plazos para hacerlo. Así el comerciante es libre para decidir si reembolsa el dineiro o se entregan vales para gastar en otros productos en la tienda.
  • Cumple recordar que la publicidad que a este respecto haga el comerciante, mediante carteles, en el establecimiento o en el propio tícket de compra, resulta vinculante.
  • Si cambian estas condiciones el comerciante tendrá que anunciarlas debidamente.
  • Si un establecimiento acepta devoluciones durante todo el año también tendrá que hacerlo en las temporadas de rebajas. De lo contrario tendrá que advertilo explicitamente, por ejemplo, mediante letreros.